READING

Mama Campo: el paraíso orgánico en el centro de Ma...

Mama Campo: el paraíso orgánico en el centro de Madrid

Llevábamos tiempo queriendo escribir sobre éste oasis ecológico situado en plena plaza de Olavide: Mama Campo.  Por fin lo hemos hecho y por partida triple.

Mama Campo es un maravilloso proyecto ecológico y sostenible llevado a cabo principalmente por Nacho Aparicio y David Yllera de la Concha desde hace ya 4 años.

Su intención consistía en crear un concepto nuevo de tienda y restaurante, respetando y cuidando tanto el diseño del local como la procedencia de la materia prima. Por ello, como seña de identidad de Mama Campo destaca el diseño de sus tres locales, todos ellos siguiendo un estilo de decoración sostenible ideada por colaboradores amigos, que permiten tanto al restaurante como a la Cantina lucir piezas de diseñadores como Maarten Bas, Tusquets, Wow Estudio, Dirk Van der Kooij, Piet Hein Eek, La Casita de Margaux, Pablo Limón, Niks Piper, Marre Moerel, Tom Dixon, Pilar de Prada, Alvaro Catalán de Ocón, Inés Benavides, Txula Artesanía, Entic Designs o Fabrikhaus; y obras de artistas como Carlos Villoslada, Sr. García, Elena Hormiga, Caseta Mágica, Sobelman, Paulova, Eva Cruz o Jacobo Gavira.

Este concepto consiste en:

  • El colmado ecológico Mama Campo
  • El restaurante Mama Campo
  • La Cantina de Mama Campo

 

El Colmado:

El solo hecho de entrar en la tienda es toda una experiencia. El olor a fruta y verdura fresca te hacen sentir como estar en pleno huerto y su amable personal te hace sentir como en casa.

Encontrar a alguien que te informe y oriente cuando te adentras en éste sector siempre es de agradecer, por eso poder contar con su nutricionista Vanessa (IG: @zua_alimentacion_saludable) para orientarnos y aconsejarnos es un plus a la hora de hacer nuestra compra. Cada poco tiempo, organizan cursos y talleres informativos; otra razón que nos confirma que este colmado no es una tienda ecológica más cualquiera.

Ellos mismos seleccionan, prueban, estudian y cuidan el producto consiguiendo una selección pensada para hacer la compra diaria y demostrando a su vez que comer sano no tiene porqué ser difícil ni caro.

Parte del valor añadido que aporta el Colmado (y de donde consiguen reducir el precio) reside en los pequeños productores a los que seleccionan muy cuidadosamente, cuyos nombres encontrarás señalados debajo de cada producto.

En nuestra bolsa de la compra nunca falta el pan de centeno, las deliciosas frutas de temporada como el physalis, los higos y kiwies o los yogurts bio de la marca alemana Andechser.

Para los que ya saben lo que quieren, la tienda ON-LINE ya está disponible!

El restaurante Mama Campo:

El restaurante de Mama Campo es la extensión natural del colmado en un ambiente desenfadado.

Lo primero que te llama la atención al entrar es la decoración; taburetes, sillas y mesas desparejadas que terminan armonizándose entre ellas de tal forma que llegas a enamorarte de su imperfecta perfección.

El concepto es claro: ofrecer una cocina hecha con productos ecológicos.

El menú está diseñado para que no te aburras leyéndolo (corto y conciso), pero aún así consigue abarcar todo tipo de platos y productos. Nuestra recomendación? Coméntale al camarero el hambre que tienes y los alimentos que prefieres evitar…y déjales hacer.

¿Qué pedir? Éste es el mejor sitio para encontrar SABOR en lo que a priori parecía una ensalada de quinoa y frutas simple.

Ensalada de quinoa

Los raviolis de lombarda y manzana verde no se pueden describir, hay que ir a probarlos. De la misma forma, jamás se nos hubiese ocurrido añadirle jengibre a la ensalada de tomatitos marinados con queso artesano pero a ellos sí, y no podemos estar más agradecidos por ello! Respecto a los canelones de rabo de ternera, ¿qué os podemos decir? No dejamos ni el plato para hacerle una foto.

Raviolis de lombarda y manzana verde

NOTA: No te vayas sin visitar el baño.

 

La Cantina de Mama Campo: 

Esta “taberna “ ecológica ofrece el clásico tapeo pero con calidad y originalidad. Pinchos de los de toda la vida pero realizados con materias primas ecológicas, artesanas y en su mayoría traídas del colmado. Su decoración sigue la filosofía del resto de sus locales, dándole un toque vintage – informal apostando por el color blanco y el reciclado de materiales.

Para ello, reutilizaron el mobiliario del bar que había antes allí, elevando sillas y mesas, colgando taburetes del techo. La música, las comida y la luz que entra crean un ambiente ideal donde pasarte una tarde de fin de semana. En el piso de abajo,  cuentan con una sala ideal para celebrar cumpleaños o eventos reducidos.

Mesa de la Cantina Mama Campo

Su carta cambia en función de los productos de temporada que, exceptuando unos pocos, vienen directamente del colmado de Mama Campo.

Da igual que tu intención sea ir a tomar un simple vino de domingo (que por cierto, tienen una interesante selección de vinos ecológicos) porque terminarás picando, comiendo, y repitiendo. Dicho queda! Eso si, optes por lo que optes, abre apetito con las bravas “amilhojadas”.

Patatas bravas “amilhojadas”

Querrás la receta pero cuando te la revelen, probablemente optarás por acudir a la Cantina cuando te entre el antojo.

Acercarnos a Mama Campo se ha convertido en parte de nuestra rutina diaria, ya sea para ir a ver las novedades llegadas a la tienda, comprar nuestros productos favoritos,  saludar a Vanessa, o simplemente ir a disfrutar de una tranquila comida al restaurante, y, si nos hemos olvidado de reservar, pasarnos por la cantina a tapear de una forma saludable.

A disfrutar se ha dicho!

 

 

 


RELATED POST

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
UN POCO MÁS SOBRE NOSOTRAS