READING

Une promenade à Paris: Chapitre 1

Une promenade à Paris: Chapitre 1

Une promenade à Paris: Chapitre 1

El sólo hecho de plantearse redactar una pequeña guía de París puede resultar altamente atrevido y pretencioso, por lo que indico desde ya que mi intención es enfocarlo desde el lado más humilde y sincero posible. París es la ciudad más bonita del mundo; es especial, maravillosa, única, brillante, mi vía de escape. París no solo sabe como mantener intactos la gran mayoría de sus típicos bistrots sino que a su vez no deja de renovarse y cada muy poco tiempo nos sorprende con nuevas aperturas. Por eso mismo, este espacio es tan sólo un pequeño trocito de mi París que quiero compartir en Petites, el cual iré actualizando y ampliando en la medida que me sea posible.

ANGELINA 1ÈME

El único “pero” de este maravilloso salón del té es la cantidad de turistas que hay. Un día es un día, y al fin y al cabo para llegar has tenido que recorrerte la preciosa rue de Rivoli con maravillosas vistas al río, por lo que es una buena excusa para hacer un parón, coger fuerzas y dirigirte al Louvre a continuación. Qué pedir? El chocolate caliente con cualquiera de sus dulces, como el “Mont Blanc”.

SEASON 3ÈME

Este relativamente nuevo spot es un establecimiento híbrido, una mezcla entre tienda de café, bar de zumos y nueva tasquita ofreciendo platos con o sin gluten con influencias norteamericanas. Propone una carta compuesta de recetas equilibradas para todos los paladares.

Season ofrece una carta de desayunos que se sirven durante todo el día, bocadillos originales, platos sanos y zumos naturales. Mezcla de recetas originales cocinadas por un chef inglés y un naturópata de cocina.

MARCHE DES ENFANTS ROUGES 3ÈME

Recibe el nombre de un antiguo orfanato de la zona, en el cual los niños vestían de rojo. Es hoy en día el mercado de comida cubierto más antiguo de París, fundado en 1628.

Además de comprar productos frescos como frutas, flores, carnes o quesos encontrarás puestos de comida indiana, japonesa, del norte de África, italiana y francesa. El cous-cous con curry merece mención aparte.

El estilo del mercado recuerda inevitablemente al Mercado de la Boquería en la Rambla de Barcelona o a mi querido Borough Market londinense.

IMG_0556

Terraza Chez Ralph

LA MANGERIE 4ÈME

Localizado en mi barrio favorito de Parîs, Le Marais. Al entrar, lo normal es que te choques con alguien que entra o sale mientras que ya desde la barra del bar el camarero te pregunta con un grito que quieres beber. Si tienes suerte, Serge (el dueño del restaurante y quién probablemente sea a la vez uno de los mejores cocteleros de París) se pase por tu mesa para asegurarse de que te estan gustando sus tapas exquisitas. El sitio es pequeño y bullicioso, música alta y frecuentado por locales. Postre: hagas lo que hagas, haz hueco para el postre: tiramisú de plátano con Nutella. INCROYABLE. Reserva con bastante antelación y, si lo que estás buscando es una tranquila cena para dos, vuelve otro día, pero vuelve.

LE LOIR DANS LA THÉIÈRE 4ÈME

Por lo general, los locales frecuentados por parisinos me dan la seguridad de que algo “superbe” debe ser servido ahí dentro, pero ya el ver una cola de parisinos interminable en la calle sólo para entrar en lo que a priori parece otro de los muchos salones de te, me hizo inconscientemente ponerme en la cola sin ni siquiera saber si me iban a dar tartas o las buenas tardes. Ponte a la cola, saborea todas las tartas que puedas y recréate en ese ambiente inexplicable.

LA PALETTE 6ÈME

IMG_0519

Interior La Palette

Picasso y Braque ya se sentaban en su encantadora terraza hace más de medio siglo. El servicio es famoso por no ser especialmente amable, pero se encargan al menos de servirte un brunch delicioso. París y el vino son siempre una buena idea y, si hace sol, no hay mejor plan que sentarse en la terraza y ver pasar a la crème de la crème parisienne de St Germain des Prés (si por el contrario llueve, siempre puedes ponerte cómodo al lado de una de sus antiguas y decadentes ventanas a contemplar el panorama y darle un toque melancólico al asunto).

CHEZ ASTIER 11ÈME

Probablemente uno de mis top 3. Cocina tradicional parisina, calidad en sus productos, precio muy razonable y ambiente acogedor.

Tiene una amplia variedad de entrantes, platos y postres a elegir, que van cambiando de una semana para otra, pero ofreciendo siempre la posibilidad de comer carnes o pescados de primera calidad.

Mi recomendación: el menú de Chez Astier que consta de 4 platos; un entrante y un plato principal a elegir, un surtido de quesos (gran variedad compuesta por una selección de los mejores productos procedentes de diferentes regiones de Francia) y uno de sus exquisitos postres.

Todo ello, acompañado de una amplia y magnifica selección de vinos. Elle n’est pas belle la vie?

ROSE BAKERY 12ÈME

Fué el olor. El olor a quiche recién hecho y cruasanes recién salidos del horno, la puerta de hierro con pinta de viejo almacén (del que sin saber lo que vas a encontrarte a priori te llevarías todo) y la necesidad de cafeína fue lo que me impulsó a entrar.

Aún abriendo solo durante el día y teniendo un menú extremadamente corto, la calidad, ambiente tranquilo y deliciosos desayunos (es por lo que principalmente siempre vuelvo) hace que merezca la pena la visita. Buena noticia para los coffee addicts: es maravilloso.

Panadería y pastelería biológica

Panadería y pastelería biológica

LE BARON ROUGE 12ÈME

Do the Parisian thing. Sin turistas. Sin pretensiones. Casi sin espacio. París en estado puro. A partir de las 6 de la tarde entre semana, clientes habituales de todas las partes de la ciudad llenarán el bar haciendo lo que mejor saben hacer, maridar sus vinos autóctonos con sus mejores delicatessen. Tienen una carta interminable de exquisitos vinos franceses, pero deja a los camareros elegir por ti. Acompáñalo con quesos, pates o una de sus tablas de embutidos. Si es domingo, compra ostras frescas del cercano Mercado de la Aligre.

NATURELLEMENT 15ÈME

Resulta fácil pasar por alto Naturellement teniendo en cuenta lo escondida y discreta que es la entrada, pero como sería una verdadera pena que lo hicieses, te lo desvelo. Giovanni es el dueño orgulloso de Naturellement, y es un fanático de las ciudades románticas. Antes de abrir este pequeño restaurante, trabajaba como enólogo en su querida Venecia.

Si apareces con una botella que él no conoce (buena suerte), te descontará los gastos de descorche siempre y cuando se la dejes probar.

El menú varia según la temporada y trabaja con productos de mercado. Sus platos son bastante simples, ligeros y frescos. Conoce muy bien a todos sus proveedores (sin intermediarios) y, algo que me encanta, le da prioridad al producto orgánico.

IMG_3024

LES TONTONS 15ÈME

Bistrot parisino, tiene una impresionante carta de tartares ya que sus cocineros se divierten condimentando a tu gusto este manjar francés. Elije un tártar de foie gras con queso azul y nuez o con queso de cabra y acompáñalo con un buen vino de la carta.

Bon appétit!

Cristina

IMG_2831


RELATED POST

  1. […] un momento me viene a la cabeza “Le Loir dans la théière”, una de nuestras cafeterías favoritas de […]

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
UN POCO MÁS SOBRE NOSOTRAS